LAS EXIGENCIAS DE JESÚS: SANTIDAD Y AMAR SIN CONDICIONES.

AMARSINCONDICIONES

Este Domingo VII del Tiempo Ordinario Ciclo A, continuamos con el Sermón de la Montaña, el discurso central que da inicio a la vida pública de Jesús nuestro redentor y salvador. Estamos ante la Nueva Alianza contenida en los evangelios que nos exigen una vida, una existencia, un comportamiento distinto al de la Antigua Alianza. El domingo pasado Jesús nos empezó a enseñar el camino que debemos seguir los que nos consideramos sus fieles discípulos y nos dio los primeros cuatro ejemplos prácticos de la Nueva Alianza para vivirlos cotidianamente: no sólo estoy obligado a “no matar”, sino comprender que puedo “matar” todos los días odiando, insultando, desprestigiando, calumniando, siendo egoísta, marginando y para decirme realmente cristiano e hijo de Dios, estoy en la obligación de “no matar” con las diversas formar de muerte que he inventado; no sólo estoy obligado a “no cometer adulterio” sino a conservar la pureza de mi corazón no induciendo que otros, por mi causa, sean impuros, deshonestos, mentirosos; No debo repudiar a la mujer que es mi compañera de vida por cualquier cosa, es decir, no me puedo separarme por

JESÚS DE NAZARET: LA NUEVA LEY DEL AMOR

sicario

Este Domingo Sexto del Tiempo Ordinario Ciclo A, Jesús de Nazareth está en lo alto de la montaña dando su Sermón paradigmático y punto de partida fundamental de lo que será su enseñanza de la Buena Nueva del Reino de los Cielos. Todavía resuena en nuestros oídos la maravillosa noticia de que somos bienaventurados y conscientes de que somos la sal de la tierra y la luz del mundo al estilo de Jesús. Este domingo estamos todos nosotros, cristianos y cristianas sentados escuchando sus palabras de vida y de

SER SAL Y LUZ DEL MUNDO: LA TAREA DE TODOS LOS CRISTIANOS

sal

Jesús de Nazareth el domingo pasado proclamaba las bienaventuranzas para todos aquellos que lo seguimos, y para todos los hombres y mujeres de buena voluntad que quieren construir un mundo sin odios, marginaciones, violencias y falsas compasiones; nos habló con suma claridad, sin dejar resquicios de dudas, sobre el camino de la Buena Nueva que se inicia precisamente con él y que se sintetiza en las bienaventuranzas, el corazón del mismo Jesús, que estamos en la obligación de vivir cada día para reconocernos y evaluarnos cómo y de qué manera somos cristianos y de qué modo somos fieles seguidores del Mesías de Dios. El camino de las bienaventuranzas nos señala y más nos marca a los cristianos y cristianas la manera de cómo hemos de llevar nuestra vida de fe aun en medio de los avatares y las vicisitudes de este mundo tan lleno de sí mismo, tan dado a sus intereses materiales que aparentemente le causan felicidad, pero con el tiempo los deja tan vacíos y hondamente deprimidos porque no tienen el horizonte de la vida eterna y de la verdadera trascendencia, que solo encontramos en Dios.

¿Has endurecido tu corazón? Un premiado corto animado para darle color a tu vida

maxresdefault

«Alike» es un video con el que no es difícil sentirse identificado. No por nada ha sido tan elogiado y ha recibido numerosos premios y nominaciones. Una sociedad indiferente, un trabajo al que la monotonía o las circunstancias, le han quitado el sentido y un niño que empieza a vivir y se enfrenta a un sistema educativo intransigente. La figura no es desconocida: “luchemos contra el sistema”, “seamos libres”, “ellos contra nosotros”.

Hoy la Iglesia celebra la Fiesta de la Virgen de la Candelaria

Candelaria_02Febrero

La Fiesta de “La Candelaria” se celebra cada 2 de febrero, coincidiendo con la celebración de la presentación del Señor y la purificación ritual de la Virgen María. A mediados del siglo V esta celebración era conocida como la “Fiesta de las luces”.

Algunos sostienen que comenzó en oriente con el nombre del “Encuentro” y luego se extendió a occidente en el siglo VI, llegándose a celebrar en Roma con carácter penitencial.

LA BUENA NOTICIA DEL REINO DE LOS CIELOS: LAS BIENAVENTURANZAS

biena

Este Domingo IV del Tiempo Ordinario Ciclo A, Jesús nos anuncia la Buena Noticia del Reino de los Cielos en clave de transformación interior y exterior que causa la verdadera alegría y la mayor felicidad. Ese cambio que predicaba Juan el Bautista en términos y exigencias radicales era la proximidad precisamente del Reino de los Cielos, ese cielo y tierra nuevos, donde no tiene lugar el pecado, ni la muerte ni el dolor y que lo anuncia definitivamente Jesús. Este anuncio de salvación trazado desde antiguo por el Padre se realiza en Jesús, él al igual que el Bautista exige el cambio o conversión radical, el cambio interior y exterior es necesario, es una exigencia y es que el hombre debe volverse a Dios porque él lo ha mirado, ha vuelto a compadecerse a través de su Hijo primogénito que le ofrece el goce y la alegría de esa salvación que se inicia ya en la tierra y tiene plenitud en el encuentro definitivo con el Padre.

LLAMADOS POR JESÚS PARA SEGUIRLE, ANUNCIAR Y VIVIR SU EVANGELIO

mueve

En el Camino de Jesús de Nazaret los cristianos y cristianas nos sentimos interpelados de cara a los acontecimientos que vivimos en esta sociedad globalizada tan llena de logros como también tan llena de contradicciones, tan llena de luces fulgurantes como también inundada de sombras, tan llena de mirada al futuro pero también llena de tinieblas, de oscuridad y de maldad. Y qué bueno que este Tercer

JUAN BAUTISTA NOS PRESENTA Y MUESTRA A JESÚS EL HIJO DE DIOS

150117

Estamos viviendo ya el Tiempo Ordinario correspondiente al Ciclo A, ha terminado ya el gozoso Tiempo de Navidad e iniciamos el camino de la reflexión serena y llena de fe sobre nuestro seguimiento a Jesús de Nazareth, el Cordero de Dios, el Hijo de Dios. Como los pastores y los magos en este segundo domingo del tiempo ordinario Jesús se nos vuelve a manifestar y lo hace por la boca, la palabra y el testimonio de Juan el Bautista con palabras solemnes y llenas de hondo significado para comprender la magnífica manifestación ante las gentes de Jesús como Redentor y Salvador.

EPIFANIA: JESÚS LA MANIFESTACIÓN DEFINITIVA DEL DIOS VIVO

etrerokk

La Iglesia celebra la solemnidad de la Epifanía del Señor. Epifanía viene del griego “epiphaneia” que significa manifestación. Es también una de las festividades más antiguas de la Iglesia Católica donde se celebra la manifestación o revelación de la gloria del Señor. En el Antiguo Testamento tenemos numerosas manifestaciones donde Dios se muestra a los hombres, son las epifanías de un Dios que está siempre activo y con una presencia efectiva y constante en la historia del hombre, lo acompaña, le enseña, le exhorta, lo apoya, le anima de miles de maneras para manifestarle o mostrarle su amor misericordioso. Desde el Génesis Dios siempre ha sido

MARÍA LA ESPERANZA COLMADA Y EL TIEMPO DE GRACIA DEL SEÑOR

010117

Hoy domingo celebramos con gozo la Fiesta de Santa María, Madre de Dios. En Ella quiso Dios cumplir las promesas que había prometido al Pueblo de Israel, y la espera y esperanza sintetizada en el fiat de María se han colmado de verdadera alegría y expectación con el nacimiento de Jesús en el portal de Belén. A los ocho días de su nacimiento comprendemos con entera claridad que Dios quiso hacerse hombre, tomando nuestra propia carne, no de manera prodigiosa o milagrosa sino como nacemos nosotros: de una mujer, y al nacer Dios de María, la eleva maravillosamente a la categoría de Madre de Dios, y por esa misma maternidad nos da como fruto a Jesús, el Hijo de Dios, y por esa mediación todos los hombres y mujeres nos elevamos a la dignidad de ser hijos queridos del Padre.

Jesús, María y José en vosotros contemplamos el esplendor del verdadero amor

sagradafamilia_221215

30 Dic. 16 / (ACI).- Hoy se celebra la fiesta de la Sagrada Familia y la Iglesia nos invita a mirar a José, María y al Niño Jesús, quienes desde un principio tuvieron que enfrentar peligros y el exilio a Egipto, pero demostrando que siempre el amor puede más que la muerte. Ellos son reflejo de la Trinidad y modelo de toda familia.

NAVIDAD DE JESÚS: LA PALABRA DEL DIOS VIVO

diciembre25

Hoy celebramos la Navidad de Jesús, la Palabra de Dios hecha carne de la que hoy nos habla el Evangelio de San Juan y nos los describe magníficamente la Carta a los Hebreos. Pasado el tiempo de Adviento con sus cuatro semanas que nos llamaban a convertirnos y cambiar, entramos al tiempo fuerte de la Navidad. La Palabra de Dios hoy nos hace escuchar una excelente y buena noticia que ha nacido el Hijo del Padre, el Dios-con-nosotros y se ha manifestado al mundo en el pesebre de Belén. Esta es la gran noticia que debe retumbar en nuestros corazones y también en las redes sociales para que no seamos bombardeados por sus propagandas mercantilistas y de libre mercado; que la Buena Noticia del nacimiento del Hijo de Dios no está sometida al solo al albur del tiempo limitado y a los intereses mezquinos para que

MARÍA Y JOSÉ: ESPERA Y CONFIANZA EN EL EMMANUEL QUE YA ESTÁ EN MEDIO DE NOSOTROS

jose-y-maria

Estamos a las puertas de la Navidad, y las tres lecturas de este Cuarto Domingo del Tiempo Adviento nos traen excelentes y buenas noticias que nos narran Isaías, Pablo y el evangelista Mateo. Desde el primer domingo de este tiempo de Adviento se nos marcaba la ruta de la espera y la esperanza: caminar hacia al encuentro con Jesús, totalmente convertidos, y el prototipo de vida en clave de preparación  y exigencia de conversión era la persona tan entrañable de Juan Bautista. A las puertas de la Navidad del Señor Jesús, María y José se convierten en paradigmas y más en prototipos de la espera confiada y de la espera que cumple todos los días la voluntad del Padre. María y José abren a la historia humana el sentido de un Dios que viene y salva con misericordia, que interviene en esa historia humana sin las previsiones ni

Hoy Celebramos el Cuarto Domingo de Adviento

cuartodomingoadviento_221116

Hoy celebramos el cuarto domingo de Adviento y la Iglesia invita a mirar a María, la “Virgen del Adviento”, quien desde aquel “Sí” al ángel, por nueve meses preparó humildemente su casa y su corazón para tener en sus brazos al Salvador. Ella es quien abre las puertas de la Navidad.

Historia de la Virgen de Guadalupe

senoraguadalupe_12diciembre

Un sábado de 1531 a principios de diciembre, un indio llamado Juan Diego, iba muy de madrugada del pueblo en que residía a la ciudad de México a asistir a sus clases de catecismo y a oír la Santa Misa. Al llegar junto al cerro llamado Tepeyac amanecía y escuchó una voz que lo llamaba por su nombre.